De la portada

 

Todos alguna vez nos hemos preguntado por el sentido de nuestras vidas, el propósito del universo que nos rodea, para qué venimos a este mundo y que pasará después de la muerte. Una respuesta posible es que: “Estás aquí para realizar la autoconciencia divina y aprender a seguir tu felicidad”.

Antes que nada somos biología, seres que durante sus vidas van pasando por una serie de etapas biológicas, desde la niñez temprana hasta la vejez. ¿Qué nos brindan y limitan estas etapas definidas por el hombre? Las exploraremos de acuerdo con los lineamientos de la disciplina denominada Higiene Mental.

 

La higiene mental contribuye a la salud mental que está intrínsecamente ligada a la sensación de felicidad. La salud mental es un estado de plenitud cuando la persona comprende que la alegría y el sufrimiento son dos caras de la misma moneda, son parte de la polaridad y del contraste de la existencia, los opuestos. Si no existiera el dolor no habría evolución posible. Pero el dolor sólo es reconocible en virtud del placer y viceversa. No obstante, la felicidad está por encima del dolor y del placer. Su peor enemigo son los pensamientos negativos y su antídoto, una conducta proactiva.

 

Cuando uno dice a Dios cotidianamente: "Hágase tu voluntad", quiere decir que está aceptando este universo con todas sus contradicciones, y por lo tanto, al existir la vida existe muerte. La diferencia fundamental es que la vida es pasajera: la muerte es eterna, está fuera de los opuestos y del tiempo.

 

El concepto de Dios también ha ido evolucionando desde una concepción antropomórfica, o limitada a dioses de un determinado lugar a los que se tenía que rendir pleitesía, o incluso sacrificios, para poder pasar, hasta llegar a las diferentes concepciones de divinidad que prevalecen en las religiones que se profesan en nuestros días. Por ejemplo, el concepto que se tenía de la divinidad en los pueblos originales americanos, era diferente, pero al mismo tiempo era similar al europeo en su sentido espiritual, misterioso y profundo, Todas las religiones buscan llegar a ese profundo misterio que es la muerte; todas pueden llevar a la satisfacción en vida de estar en comunicación con lo sacro y aspirar a los beneficios que su fidelidad, su fe, conllevan y que hacen sentir pleno al individuo.

 

Cuando te sientas derrotado, sólo fue eso, una simple derrota, el péndulo fue para allá. Sigue en la lucha; párate, yérguete y sigue caminando con bravura, porque Dios está contigo y en ti; no tienes nada que temer, ni la derrota, ni la victoria, nada, ni a la luz, ni a la oscuridad...Dios te acompaña, está en ti.

 

Si estás triunfando no te llenes de soberbia, permanece humilde, porque después vienen otras cosas. Las cosas son como deben ser... las podemos modificar pero sólo un poco.

 

En el instante histórico que vivimos, el siguiente gran paso de la consciencia del hombre es hacia el cosmos, hacia un consciencia cósmica. ¿Que implica esto? Darnos cuenta de nuestra pequeñez y al mismo tiempo de nuestra grandeza como especie.

 

Hace unos días me hacían una comparación del humano con la cucaracha y la ensalzaban. “Que las cucarachas venían sobreviviendo igual desde el tiempo de los dinosaurios”. Efectivamente, ¡están igual! ¡No han evolucionado! Mientras que nosotros sí, y en mi opinión, para mejorar. Esa es la diferencia, nuestra capacidad de evolucionar y adaptación. Ahora, —con todas las precauciones y ética del caso—, con el desarrollo de la tecnología el hombre ya no depende exclusivamente de la evolución biológica natural: con la tecnología él está interviniendo en su propia evolución, con los riesgos y beneficios que esto implica.

 

Al parecer, la mente humana, en todo el planeta, ha tenido un paralelismo en la evolución de su pensamiento. De ahí, —que al mismo tiempo sideral— surjan historias, mitos similares, en diversas y lejanas sociedades. La mente humana es muy similar, tiene una evolución análoga. Somos diferentes razas, pero una misma especie con sus multiplicidades.

 

En una concepción cósmica, no podemos dejar de pensar que un día bien podríamos encontrar seres inteligente y no a nuestra imagen y semejanza. Esta situación vendría a crear la necesidad modificar el concepto del hombre, e incluso, Dios. Por el contrario, si estamos solos en el Universo, si no surge otro tipo de vida inteligente, será solamente el pensamiento del hombre que acogerá la idea de Dios.

 

Contenido

 

Agradecimientos

Prólogo 

 

Introducción 

Importancia de la Higiene Mental 

Inicio de la Psicoterapia en la Historia 

Inicio de la Higiene Mental 

La evolución de la Higiene Mental 

 

Cómo se divide la Higiene Mental

Objetivos prácticos de la Higiene Mental 

Aplicaciones de la Higiene Mental

Higiene Mental y otras ciencias 

 

Vínculos entre Higiene Mental y Pedagogía 

Medios de la Higiene Mental 

 

Etapas críticas en la evolución mental 

Etapa prenatal 

Lactancia 

Características psicológicas o de conducta en la vida del lactante

Preescolar 

Infancia escolar 

Pubertad 

Crisis de la adolescencia 

Adolescencia 

Ajuste entre el adolescente y su familia 

Sexualidad del adolescente 

Joven-adulto 

 

Madurez psicológica 

Qué se entiende por salud mental 

 

Qué es la personalidad 

Cómo se integra la personalidad 

 

Conflictos y frustraciones 

Frustraciones y personalidad 

Ajuste de la personalidad a las frustraciones 

Mecanismos de defensa de la personalidad 

Importancia de los mecanismos de defensa 

Sublimación 

Represión 

Racionalización 

Proyección 

Regresión 

Aislamiento 

Formación reactiva 

Identificación 

Conversión 

 

Qué se entiende por trastorno mental 

Cuál es el origen de los trastornos mentales 

Cuál es la naturaleza de los trastornos mentales 

Conceptos relacionados con el trastorno mental 

Clasificación de síntomas de anormalidad mental

División de los trastornos mentales 

Cómo se clasifican las anormalidades mentales 

Qué trastornos atiende la Higiene Mental 

Diferencia entre Psicosis y Neurosis 

Preservación de la salud mental

Trastornos psiconeuróticos 

Trastornos de la personalidad 

Trastornos de ansiedad

Histeria 

Neurosis compulsiva 

 

Alteraciones de la conducta sexual 

Desviaciones sexuales 

Prostitución 

Alcoholismo 

Adicción a las drogas 

Tóxicos que producen adicción

Debilidad mental 

Esquizofrenia 

Paranoia 

Psicosis maniaco-depresiva 

Psicosis seniles 

Delirio y demencia 

Psicosis reactivas 

Tratamiento de trastornos mentales 

Delincuencia 

Delincuencia Juvenil 

Delincuencia juvenil y su interpretación 

Generación del delito 

Higiene mental y delincuencia 

Publicidad y salud mental 

Evolución de la psicoterapia 

Vida y muerte 

 

 

Higiene mental, salud mental y espiritualidad

Pasta blanda. 

MX$288.00

  • disponible
  • Tiempo de envío 1 - 3 días

Higiene Mental, Salud Mental y Espiritualidad.

Versión Digital para ser bajada en formato pdf

$ 50.00